Que caigan las caretas (Relaño, CaldeLOL, Trueba, Palomar, Roncero, Lama, Calamidad, etc)

Página 43 de 43. Precedente  1 ... 23 ... 41, 42, 43

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

happy Re: Que caigan las caretas (Relaño, CaldeLOL, Trueba, Palomar, Roncero, Lama, Calamidad, etc)

Mensaje por Tati10 el Jue Mar 23, 2017 9:16 pm

Rubén Uría

En su día, el maestro Enric González sostuvo en una entrevista que el periodismo deportivo consiste en masturbar al lector. Por ejemplo, con Mbappé.

Parón de selecciones. Traducido a futbolés: Barra libre para el onanismo periodístico cuando hay que rellenar portadas y tertulias en unos días en los que no hay demasiada actividad. En su día, el maestro Enric González sostuvo en una entrevista en Jot Down que el periodismo deportivo consiste en masturbar al lector: “Que las historias que publican sean ciertas o no da igual, a nadie le importa. Lo que busca el director o el autor del periódico es masturbar a su lector, es un ejercicio masturbatorio”. El penúltimo ejemplo se llama Kylian Mbappé. Hasta hace un par de semanas, un delantero prometedor enrolado en el AS Monaco. Un hallazgo para una silenciosa minoría, creciente, de periodistas y aficionados parabólicos. Ha bastado el parón de selecciones y la ausencia de información para que los medios de este país, en masa, hayan arrasado con Mbappé, al punto de convertirlo en primera plana, portada, foco de debate, encuesta y asunto de estado. Hace meses que el Mónaco está jugando muy bien y que ha montado un gran proyecto con Jardim. Casi nadie entonces reparó en aquello, hasta que se desbordó el ruido mediático por la eliminación del Manchester City de Guardiola. Toda vez que azotó a Guardiola, como se hace con Mou – ya saben, filias y fobias, periodismo militante-, el gremio apuntó en la nevera el nombre de Mbappé. Uno al que poner de moda si el negocio lo requiere.

Mbappé ya tenía 18 años hace unos meses, ya era buenísimo, ya recordaba a Henry, ya sonaba para grandes clubes, ya había recibido varias suculentas ofertas de la Premier y su club, el Mónaco, ya se había pronunciado sobre su futuro: ni quieren venderle por ahora, ni lo necesitan. Pero todo eso, la verdad sea dicha, a los medios de comunicación nos da igual en vísperas de una larga travesía de una semana con parón de selección. Estos días nos han abrasado con Mbappé: hemos sabido qué come, qué bebe, dónde vive, en qué equipo le gustaría jugar (debe ser que en el actual no le gusta hacerlo), cómo fue su visita al Bernabéu cuando era un crío, qué tal lo pasó en sus vacaciones en España, su signo del Zodiaco y hasta su color favorito. Por si fuera poco, parte del periodismo, hastiado por el parón de selecciones, ha profundizado aún más en Mbpappé, al punto que ha logrado interpretar su futuro en claves radicalmente opuestas, jugando a teorizar sobre su futuro. Nos han contado, con todo lujo de detalles, el motivo de su futuro fichaje por el Madrid, por qué le cerrará la puerta al Madrid y no al Barça, por qué no acabará en la Premier y por qué dinero se iría de Mónaco, al punto que se ha llegado a debatir si 120 millones de euros es mucho y si es demasiado caro aunque sea bueno y bonito. La escalada de información por un jugador de 18 años al que, por lo visto, ya quiere todo el mundo, cuando hace meses ni siquiera sonaba su nombre, ha superado todas las expectativas. Incluso las del periodismo deportivo español.

Mientras exista un Mbappé con el que saturar al prójimo, el negocio podrá respirar aliviado. No importa si el chico llega a ser un crack del fútbol. Ni siquiera si existe una sola posibilidad de que salga del Mónaco. Tampoco si algún día viste de blanco o azulgrana. Sólo importa masturbar al lector. Ilusionarle. Inflar un globo para después, si se tercia y no conviene, deshincharlo. Hay que escribir lo que se quiere leer. O lo que algunos creemos que la gente quiere leer, que no es lo mismo. Les vamos a contar que Mbappé es la de Dios es Cristo, aunque los que se lo contemos , por lo menos la mitad más una, ni siquiera podamos presumir de haberle visto jugar un par de partidos completos. Es lo que hay. Si no hay noticia, se crea de la nada. Es la dictadura de la industria: les contamos que pasan cosas, aunque no pasen. El resultado es el que ustedes pueden ver: empacho de Mbappé. Un chico del que hasta hace días nadie sabía nada, ahora aparece hasta en la sopa. Es el camino del exceso. Si el chico no llega a ser un auténtico crack, se pasará página y a otra cosa, mariposa. Si rompe en figura, habrá más entregas del culebrón mediático. Y si algún día ficha por Madrid o Barça, el negocio estará de enhorabuena y se frotará las manos: unos para contar que el chico ya no es tan bueno porque ha fichado por el rival y otros, para contar que es mucho mejor de lo que ya era porque ha fichado por el equipo que convenía. No importa lo que pase, ni que sea cierto. Y cuando no pase nada, les contaremos que pasa. Hay que vender. Barra libre de Mbappé.

Rubén Uría / Eurosport

Sin que sirva de precedente, totalmente de acuerdo. ohyea
avatar
Tati10
Mito y Leyenda
Mito y Leyenda

Mensajes : 14051
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 15/04/2013
Localización : Mansión Playboy

Volver arriba Ir abajo

happy Re: Que caigan las caretas (Relaño, CaldeLOL, Trueba, Palomar, Roncero, Lama, Calamidad, etc)

Mensaje por Obi el Jue Mar 23, 2017 9:44 pm

@Tati10 escribió:Rubén Uría

En su día, el maestro Enric González sostuvo en una entrevista que el periodismo deportivo consiste en masturbar al lector. Por ejemplo, con Mbappé.

Parón de selecciones. Traducido a futbolés: Barra libre para el onanismo periodístico cuando hay que rellenar portadas y tertulias en unos días en los que no hay demasiada actividad. En su día, el maestro Enric González sostuvo en una entrevista en Jot Down que el periodismo deportivo consiste en masturbar al lector: “Que las historias que publican sean ciertas o no da igual, a nadie le importa. Lo que busca el director o el autor del periódico es masturbar a su lector, es un ejercicio masturbatorio”. El penúltimo ejemplo se llama Kylian Mbappé. Hasta hace un par de semanas, un delantero prometedor enrolado en el AS Monaco. Un hallazgo para una silenciosa minoría, creciente, de periodistas y aficionados parabólicos. Ha bastado el parón de selecciones y la ausencia de información para que los medios de este país, en masa, hayan arrasado con Mbappé, al punto de convertirlo en primera plana, portada, foco de debate, encuesta y asunto de estado. Hace meses que el Mónaco está jugando muy bien y que ha montado un gran proyecto con Jardim. Casi nadie entonces reparó en aquello, hasta que se desbordó el ruido mediático por la eliminación del Manchester City de Guardiola. Toda vez que azotó a Guardiola, como se hace con Mou – ya saben, filias y fobias, periodismo militante-, el gremio apuntó en la nevera el nombre de Mbappé. Uno al que poner de moda si el negocio lo requiere.

Mbappé ya tenía 18 años hace unos meses, ya era buenísimo, ya recordaba a Henry, ya sonaba para grandes clubes, ya había recibido varias suculentas ofertas de la Premier y su club, el Mónaco, ya se había pronunciado sobre su futuro: ni quieren venderle por ahora, ni lo necesitan. Pero todo eso, la verdad sea dicha, a los medios de comunicación nos da igual en vísperas de una larga travesía de una semana con parón de selección. Estos días nos han abrasado con Mbappé: hemos sabido qué come, qué bebe, dónde vive, en qué equipo le gustaría jugar (debe ser que en el actual no le gusta hacerlo), cómo fue su visita al Bernabéu cuando era un crío, qué tal lo pasó en sus vacaciones en España, su signo del Zodiaco y hasta su color favorito. Por si fuera poco, parte del periodismo, hastiado por el parón de selecciones, ha profundizado aún más en Mbpappé, al punto que ha logrado interpretar su futuro en claves radicalmente opuestas, jugando a teorizar sobre su futuro. Nos han contado, con todo lujo de detalles, el motivo de su futuro fichaje por el Madrid, por qué le cerrará la puerta al Madrid y no al Barça, por qué no acabará en la Premier y por qué dinero se iría de Mónaco, al punto que se ha llegado a debatir si 120 millones de euros es mucho y si es demasiado caro aunque sea bueno y bonito. La escalada de información por un jugador de 18 años al que, por lo visto, ya quiere todo el mundo, cuando hace meses ni siquiera sonaba su nombre, ha superado todas las expectativas. Incluso las del periodismo deportivo español.

Mientras exista un Mbappé con el que saturar al prójimo, el negocio podrá respirar aliviado. No importa si el chico llega a ser un crack del fútbol. Ni siquiera si existe una sola posibilidad de que salga del Mónaco. Tampoco si algún día viste de blanco o azulgrana. Sólo importa masturbar al lector. Ilusionarle. Inflar un globo para después, si se tercia y no conviene, deshincharlo. Hay que escribir lo que se quiere leer. O lo que algunos creemos que la gente quiere leer, que no es lo mismo. Les vamos a contar que Mbappé es la de Dios es Cristo, aunque los que se lo contemos , por lo menos la mitad más una, ni siquiera podamos presumir de haberle visto jugar un par de partidos completos. Es lo que hay. Si no hay noticia, se crea de la nada. Es la dictadura de la industria: les contamos que pasan cosas, aunque no pasen. El resultado es el que ustedes pueden ver: empacho de Mbappé. Un chico del que hasta hace días nadie sabía nada, ahora aparece hasta en la sopa. Es el camino del exceso. Si el chico no llega a ser un auténtico crack, se pasará página y a otra cosa, mariposa. Si rompe en figura, habrá más entregas del culebrón mediático. Y si algún día ficha por Madrid o Barça, el negocio estará de enhorabuena y se frotará las manos: unos para contar que el chico ya no es tan bueno porque ha fichado por el rival y otros, para contar que es mucho mejor de lo que ya era porque ha fichado por el equipo que convenía. No importa lo que pase, ni que sea cierto. Y cuando no pase nada, les contaremos que pasa. Hay que vender. Barra libre de Mbappé.

Rubén Uría / Eurosport

Sin que sirva de precedente, totalmente de acuerdo. ohyea

Rubén Uría. Muy tonto, muy pretencioso y muy culé, cosa que se le nota mucho, por más afán que ponga en ocultarlo. Está jodido con Mbappé porque sabe que viene al Madrid. Very Happy

Descubriendo América y tirando piedras contra su propia industria. La gente de fútbol nos ilusionamos con jugadores, con cracks y con futuras estrellas. La prensa nos lo vende, los clubes los saben y también nos lo venden. Y cuando pueden traen a jugadores para ilusionar a sus aficionados y así engancharles al fútbol. Al campo, a las televisiones, a comprar camisetas y a todo lo que dé pasta. Porque de eso viven.

Yo prefiero ilusionarme masturbándome con fichajes que leer a pretendidos periodistas objetivos que son coñazos insufribles como Rubén Uría, qué quieres que te diga. nusenuse

Luego ya se verá si viene o no, pero this is football, nigga. Very Happy

_________________
avatar
Obi
Admin
Admin

Mensajes : 37777
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 16/02/2010

http://www.foroelmito.net

Volver arriba Ir abajo

happy Re: Que caigan las caretas (Relaño, CaldeLOL, Trueba, Palomar, Roncero, Lama, Calamidad, etc)

Mensaje por Tati10 el Jue Mar 23, 2017 10:13 pm

@Obi escribió:
@Tati10 escribió:Rubén Uría

En su día, el maestro Enric González sostuvo en una entrevista que el periodismo deportivo consiste en masturbar al lector. Por ejemplo, con Mbappé.

Parón de selecciones. Traducido a futbolés: Barra libre para el onanismo periodístico cuando hay que rellenar portadas y tertulias en unos días en los que no hay demasiada actividad. En su día, el maestro Enric González sostuvo en una entrevista en Jot Down que el periodismo deportivo consiste en masturbar al lector: “Que las historias que publican sean ciertas o no da igual, a nadie le importa. Lo que busca el director o el autor del periódico es masturbar a su lector, es un ejercicio masturbatorio”. El penúltimo ejemplo se llama Kylian Mbappé. Hasta hace un par de semanas, un delantero prometedor enrolado en el AS Monaco. Un hallazgo para una silenciosa minoría, creciente, de periodistas y aficionados parabólicos. Ha bastado el parón de selecciones y la ausencia de información para que los medios de este país, en masa, hayan arrasado con Mbappé, al punto de convertirlo en primera plana, portada, foco de debate, encuesta y asunto de estado. Hace meses que el Mónaco está jugando muy bien y que ha montado un gran proyecto con Jardim. Casi nadie entonces reparó en aquello, hasta que se desbordó el ruido mediático por la eliminación del Manchester City de Guardiola. Toda vez que azotó a Guardiola, como se hace con Mou – ya saben, filias y fobias, periodismo militante-, el gremio apuntó en la nevera el nombre de Mbappé. Uno al que poner de moda si el negocio lo requiere.

Mbappé ya tenía 18 años hace unos meses, ya era buenísimo, ya recordaba a Henry, ya sonaba para grandes clubes, ya había recibido varias suculentas ofertas de la Premier y su club, el Mónaco, ya se había pronunciado sobre su futuro: ni quieren venderle por ahora, ni lo necesitan. Pero todo eso, la verdad sea dicha, a los medios de comunicación nos da igual en vísperas de una larga travesía de una semana con parón de selección. Estos días nos han abrasado con Mbappé: hemos sabido qué come, qué bebe, dónde vive, en qué equipo le gustaría jugar (debe ser que en el actual no le gusta hacerlo), cómo fue su visita al Bernabéu cuando era un crío, qué tal lo pasó en sus vacaciones en España, su signo del Zodiaco y hasta su color favorito. Por si fuera poco, parte del periodismo, hastiado por el parón de selecciones, ha profundizado aún más en Mbpappé, al punto que ha logrado interpretar su futuro en claves radicalmente opuestas, jugando a teorizar sobre su futuro. Nos han contado, con todo lujo de detalles, el motivo de su futuro fichaje por el Madrid, por qué le cerrará la puerta al Madrid y no al Barça, por qué no acabará en la Premier y por qué dinero se iría de Mónaco, al punto que se ha llegado a debatir si 120 millones de euros es mucho y si es demasiado caro aunque sea bueno y bonito. La escalada de información por un jugador de 18 años al que, por lo visto, ya quiere todo el mundo, cuando hace meses ni siquiera sonaba su nombre, ha superado todas las expectativas. Incluso las del periodismo deportivo español.

Mientras exista un Mbappé con el que saturar al prójimo, el negocio podrá respirar aliviado. No importa si el chico llega a ser un crack del fútbol. Ni siquiera si existe una sola posibilidad de que salga del Mónaco. Tampoco si algún día viste de blanco o azulgrana. Sólo importa masturbar al lector. Ilusionarle. Inflar un globo para después, si se tercia y no conviene, deshincharlo. Hay que escribir lo que se quiere leer. O lo que algunos creemos que la gente quiere leer, que no es lo mismo. Les vamos a contar que Mbappé es la de Dios es Cristo, aunque los que se lo contemos , por lo menos la mitad más una, ni siquiera podamos presumir de haberle visto jugar un par de partidos completos. Es lo que hay. Si no hay noticia, se crea de la nada. Es la dictadura de la industria: les contamos que pasan cosas, aunque no pasen. El resultado es el que ustedes pueden ver: empacho de Mbappé. Un chico del que hasta hace días nadie sabía nada, ahora aparece hasta en la sopa. Es el camino del exceso. Si el chico no llega a ser un auténtico crack, se pasará página y a otra cosa, mariposa. Si rompe en figura, habrá más entregas del culebrón mediático. Y si algún día ficha por Madrid o Barça, el negocio estará de enhorabuena y se frotará las manos: unos para contar que el chico ya no es tan bueno porque ha fichado por el rival y otros, para contar que es mucho mejor de lo que ya era porque ha fichado por el equipo que convenía. No importa lo que pase, ni que sea cierto. Y cuando no pase nada, les contaremos que pasa. Hay que vender. Barra libre de Mbappé.

Rubén Uría / Eurosport

Sin que sirva de precedente, totalmente de acuerdo. ohyea

Rubén Uría. Muy tonto, muy pretencioso y muy culé, cosa que se le nota mucho, por más afán que ponga en ocultarlo. Está jodido con Mbappé porque sabe que viene al Madrid. Very Happy

Descubriendo América y tirando piedras contra su propia industria. La gente de fútbol nos ilusionamos con jugadores, con cracks y con futuras estrellas. La prensa nos lo vende, los clubes los saben y también nos lo venden. Y cuando pueden traen a jugadores para ilusionar a sus aficionados y así engancharles al fútbol. Al campo, a las televisiones, a comprar camisetas y a todo lo que dé pasta. Porque de eso viven.

Yo prefiero ilusionarme masturbándome con fichajes que leer a pretendidos periodistas objetivos que son coñazos insufribles como Rubén Uría, qué quieres que te diga. nusenuse

Luego ya se verá si viene o no, pero this is football, nigga. Very Happy

Ya sé/sabemos quien es Uria, pero lo que dice, aún tirando piedras contra su propio tejado (él participa en programas basura) y queriendo dárselas de objetivo e inteleZtuar del furgbol (no lo es) en lo que escribe hoy lleva razón.

Cuando el Madrid fiche, porque fichará, ninguno de todos estos (frikiguito, as, marca, etc.) se enterará, solo lo hará cuando el fichaje este medio encauzado.
avatar
Tati10
Mito y Leyenda
Mito y Leyenda

Mensajes : 14051
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 15/04/2013
Localización : Mansión Playboy

Volver arriba Ir abajo

happy Re: Que caigan las caretas (Relaño, CaldeLOL, Trueba, Palomar, Roncero, Lama, Calamidad, etc)

Mensaje por RUSO el Jue Abr 06, 2017 9:09 pm

que le pasa a pedrerol para apoyar tanto a james y criticar a isco? vaya palos le esta dando a zidane.
avatar
RUSO
Mito y Leyenda
Mito y Leyenda

Mensajes : 25849
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 33
Localización : Hamburgo

Volver arriba Ir abajo

happy Re: Que caigan las caretas (Relaño, CaldeLOL, Trueba, Palomar, Roncero, Lama, Calamidad, etc)

Mensaje por RUSO el Jue Abr 06, 2017 9:10 pm

me preocupan las criitcas a pedrerol mas que las de otro periodista porque suele tener buenas informaciones del madrid por su amor a florentino
avatar
RUSO
Mito y Leyenda
Mito y Leyenda

Mensajes : 25849
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 10/02/2010
Edad : 33
Localización : Hamburgo

Volver arriba Ir abajo

happy Re: Que caigan las caretas (Relaño, CaldeLOL, Trueba, Palomar, Roncero, Lama, Calamidad, etc)

Mensaje por serxio el Jue Abr 06, 2017 9:33 pm

No os dejéis engañar. Pedrerol es cule de cuna, lo que pasa e que aparentemente, apoya al Madrid por el tema de la audiencia. Si hablasen bien del Barcelona y mal del Maadrid tendían la audiencia de estudio estadio, o menos.
También se comenta que Florentina financia su programa. No se si es cierto, pero si es así, lo están estafando al igual que lo estafan los árbitros que compra, los que hacen los sorteos, los políticos y altos cargos que invita al palco, etc, porque ganar una liga en los últimos 8 años, ya me contaréis.
avatar
serxio
Galáctico
Galáctico

Mensajes : 3073
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 02/09/2010

Volver arriba Ir abajo

happy Re: Que caigan las caretas (Relaño, CaldeLOL, Trueba, Palomar, Roncero, Lama, Calamidad, etc)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 43 de 43. Precedente  1 ... 23 ... 41, 42, 43

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.