Una lesión frena en seco el traspaso de Ramón de Araújo al Real Madrid