El Mito
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Explicando lo inexplicable

Ir abajo

happy Explicando lo inexplicable

Mensaje por Blanco Nuclear Jue Mar 10, 2022 12:36 pm

Ayer por la noche en el Bernabéu el Real Madrid volvió a hacer historia. Eliminó al PSGé de la Champions, goleándolo por 3 a 1 y remontando en 15 minutos dos goles de Mbappé en contra con tres goles de Benzemá. “Inexplicable”, dicen muchos. “Eso es el Madrid”, dicen, al fin, todos. Y en esto último, llevan razón; aunque son razones que, más que a la evidencia de los hechos, atienden a la pura resignación.

Para explicar lo que para muchos parece inexplicable casi todos acuden a todo tipo de argumentos ventajistas, falsos y cobardes. Como que el PSGé tiene muchos nombres sobre el césped pero poco equipo. O que todo se debió a un fallo incalificable de Donnarumma. Excusas de malos perdedores para bobos recalcitrantes. Ni es cierto que el PSGé no tenga equipo, ni que todo fue culpa del portero de la selección italiana campeona de Europa.

Vamos a contar las verdades del barquero y luego pasaremos a explicar lo inexplicable, que tiene asombrado a tanto necio mediático insoportable.

El PSGé es un equipazo y para todo aquél que sabe algo de fútbol era el claro favorito para ganar esta Champions. El PSGé tiene más estrellas en sus filas que el firmamento que nos cubre las cabezas. Un equipo que tiene al mejor jugador del mundo del momento (Mbappé), al mejor jugador dopado de la historia (Messi) y al jugador más caro del universo (Neymar) rodeado de Di Marías, Icardis, Marquiños, Paredes, Kimpembes, Verratis, Wijnaldums, etc, etc, es un equipazo. Y encima tienen un porterazo que evitó con las yemas de sus dedos el gol del Madrid a tiro de Benzemá, antes de que Mbappé marcara su gol para el equipo francés. No hay ningún otro que pueda equiparársele en el mundo a ese nivel. Nadie, y cuando digo nadie es nadie, quería enfrentarse al PSGé si no fuera en la final. Esa es la realidad.

Pues bien, el Madrid se lo ha cargado pasándole por encima como una tempestad de abril, en cuanto Benzemá cogió su fusil, Modric desplegó sus alas, Vinicius rompió todas las piernas, Valverde, Rodrigo y Camavinga percutieron en todas las zonas de pase y Courtois y la defensa hicieron lo que saben: defender con orden y autoridad. Y todo eso es muy explicable y en absoluto inexplicable.

Pero lo que mejor explica lo que para muchos es inexplicable es algo que nadie tiene en cuenta -por sus prejuicios antimadridistas y tonterías mentales impropias de profesionales- a la hora de enjuiciar el juego y los méritos del Real Madrid cuando logra estas victorias que nadie se explica: que el Madrid sabe adaptarse como ningún otro a las necesidades del partido y al juego del rival en los partidos decisivos. Eso nos lleva a aprovechar nuestras oportunidades, aunque a veces por calidad sean menores, mucho mejor que los demás equipos, aunque por calidad se le supongan mayores. Nadie se embosca como el Madrid si el partido es un bosque. Y nadie navega como el Madrid cuando el partido se convierte en un mar abierto. Y ningún otro aguanta lo que el Madrid aguanta cuando el partido se transforma en una travesía del desierto. Y eso lo explica todo.

Eso es lo que explica lo inexplicable. Y lo que explica que el Madrid sea, de largo, el mejor equipo de la historia. Y lo que explica también por qué el Madrid gana finales goleando a la Juventus, al Liverpool o al Atlético de Madrid, pasando por eliminar al Bayern en semifinales o al PSGé en octavos de final. Nosotros, generalmente, nos adaptamos mejor que el contrario a todas las situaciones que presenta un partido de fútbol. Por eso, no sólo los vencemos, sino que los inadaptamos, es decir, primero los convertimos en ineptos para su juego y luego los hacemos papilla con nuestro juego.

Y eso es lo que explica lo inexplicable: que estamos en cuartos de final de la Champions habiendo eliminado al equipo de Mbappé, Messi y Neymar. Ahí queda eso para la historia de lo inexplicable, mientras el Madrid sigue explicando a todo el mundo que se quiera enterar de qué va esto de jugar al fútbol para ganar.

Lo único difícil de explicar es cómo fue posible que el miércoles entró en el Bernabéu a disputar un partido de Champions un equipo francés llamado PéSéGé y, tras noventa “molto longos” minutos de juego (que dijo Juanito, q.e.p.d.), salió del campo otro equipo llamado YóQuéSé. Lo que, por otra parte, resulta una explicación a lo inexplicable verdaderamente formidable.
Blanco Nuclear
Blanco Nuclear
1 Champions
1 Champions

Mensajes : 19352
Fecha de inscripción : 08/03/2010

A sancor26 le gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.